Valparaiso

La ciudad portuaria de Valparaíso es un sitio para deleitarse con las pintorescas vistas y paseos patrimoniales, los que permiten recorrer los mágicos cerros que rodean la bahía.

Aproveche de pasear por los famosos cerros Alegre y Concepción, hacer una visita a la casa de Pablo Neruda o disfrutar de alguno de los tantos bares o restaurantes que han impregnado por décadas a la ciudad con su famosa atmósfera bohemia.


Castillo Wulff

Ubicado en Avenida La Marina, el famoso castillo se sitúa prácticamente sobre el mar, empotrado entre los roqueríos del borde costero.

Se trata de una casa de dos pisos, que data de principios del siglo XX, y cuya particularidad es que se adentra en el mar a través de un puente. Es de estilo neo-Tudor, de corte alemán-francés, y en su interior se exhiben pinturas, fotografías y esculturas de reconocidos artistas nacionales.

Palacio Vergara

Este lindo palacio de arquitectura veneciana se construyó por órdenes de Blanca Vergara, hija del fundador de Viña del Mar. Cuenta con un anfiteatro al aire libre donde todos los años se lleva a cabo el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar. Actualmente es sede del Museo Nacional de Bellas Artes, que cuenta con interesantes salas que exhiben hermosos trabajos del arte universal. Obras de pintores italianos que datan del siglo XVII, arte chileno desde sus comienzos e incluso obras de mediados del siglo XX pueden ser apreciadas en sus distintas salas.



Palacio Rioja

Si tienes dudas acerca de qué hacer en Viña del Mar, esta es otra alternativa. Es un museo de época, declarado Monumento Nacional. De estilo neoclásico francés, muestra la arquitectura y el mobiliario que existía en Chile a principios del siglo XX. En sus salones se exhiben piezas traídas desde España y Francia, dando cuenta de estilos como el Barroco y el Rococó.

Reloj de Flores

Una de las visitas imperdibles en Viña del Mar es el famoso Reloj de Flores, que se encuentra situado a los pies del Cerro Castillo, a 600 metros de 180 Hotel Boutique.

Se trata de un ícono de la ciudad construido íntegramente con flores de diversos colores, funcionando con un elaborado sistema computacional que permite dar la hora actual.

La historia de este singular reloj se remonta a 1962, cuando se construyó para embellecer la ciudad con motivo de la elección de Viña del Mar como una de las sedes de la Copa Mundial de Fútbol. Hoy, según cuenta la tradición, quien se fotografía con el reloj a su espalda volverá a visitar la Ciudad Jardín.

Museo Francisco Fonck

Este museo lleva el nombre del precursor de la arqueología en la región central de Chile, el médico alemán Francisco Fonck. El museo pretende mostrar la prehistoria, etnografía e historia natural de Chile a través de sus exposiciones. En sus salas se muestran principalmente piezas arqueológicas procedentes de Ecuador, Perú y Chile. Uno de sus principales atractivos es la exposición de objetos de Isla de Pascua, en la que se muestran las famosas estatuas de piedra llamadas moáis.



Museo de cañones navales


Perteneciente a la Armada de Chile, este museo al aire libre ubicado en el malecón expone cañones en desuso que han sido utilizados en buques de guerra, así como armamento antiaéreo, antisubmarino y torpedos. Este museo está considerado como una edificación histórica y arquitectónica.

Casino Viña del Mar

El Casino de Viña del Mar, es uno de sitios más emblemáticos de la ciudad, mereciendo una visita aun cuando sea solo para admirar su imponente edificio rodeado de elegantes jardines.

El edificio en el que se sitúa fue inaugurado en 1930 y está declarado lugar de «interés histórico y arquitectónico» por el Concejo Municipal de la ciudad.

Además, puedes disfrutar de una gran variedad de máquinas de azar, mesas de juego y espectáculos.

DOT Hotels